Liceo Óscar Castro Zúñiga -RANCAGUA - Región de O'Higgins
Título iniciativa:

Sistema de Salud



Día a día los
derechos de las personas son vulnerados al no recibir la atención que requieren
para mejorar sus problemas de salud. La falta de especialistas, el cansancio de
los trabajadores del sistema de salud, la escasez de insumos y así,
interminables deficiencias, son un panorama común en Chile. Estos problemas,
pese al esfuerzo, no han logrado ser resueltos, ya que requieren grandes sumas
de dinero y de una reorganización que no ha sido posible establecer.



Sabemos que
existe un sistema privado de salud que es manejado en forma más  eficiente, al cual no puede acceder la
mayoría, quedando condenadas al sistema público



Nuestra
Iniciativa de Ley propone una herramienta disponible para TODOS. Y su objetivo
principal es generar una solución que quizá tarde varios años pero que dé
frutos, apelando a nuestros ancestros y a sus conocimientos de la fitoterapia,
que ha sido el origen de la industria farmacológica, pero que esta allí para
que nosotros con un poco de instrucción podamos hacer uso de ella.



La
fitoterapia es la ciencia del uso extractivo de
plantas medicinales con fines terapéuticos, para 
prevención o tratamiento de patologías. Su uso se remonta a tiempos antiguos, en la
mayoría de las civilizaciones se hicieron clasificaciones de los remedios herbarios
que formaron parte importante de su medicina.  En la actualidad países como México y
Cuba la consideran una terapia tan válida como la convencional y preguntan,
incluso, a los pacientes con qué tipo de terapia desean ser tratados.  En estados unidos
un tercio de la población recurre a la fitoterapia.



Pero la
realidad terapéutica arraigada está regida por la química sintética, utilizada por laboratorios farmacéuticos y patentada
para su uso. Es
tas exitosas moléculas que curan, son copias mejoradas de
sustancias qcas que la naturaleza espontáneamente creó.



Los remedios herbarios producen el efecto buscado sobre las distintas
afecciones porque contienen sustancias que desencadenan reacciones bioquímicas
específicasexiste una planta para casi cualquier trastorno.
Paracelso, padre de la
Farmacología Química
, fue el primero en señalar que las
propiedades medicinales de las plantas radican en sus principios activos
aislables por técnicas alquímicas. La OMS también
reconoce su importancia en el tratamiento de enfermedades y la relevancia a
nivel económico pues tiene un costo muy inferior a la síntesis de nuevos
fármacos. E
n 2002 planteó
estrategias para incluir las medicinas complementarias en la salud pública de
los gobiernos.



Sin
embargo, es evidente que existe aún un rechazo al uso de las plantas como
recurso potente para la salud, muchas veces manipulado por grandes empresarios
de la industria farmacológica que, según analistas, es una de las actividades
más rentable. Sus utilidades resultan escandalosas y sus productos son responsables
de una gran cantidad de muertes. Las reacciones adversas a los medicamentos
(RAM) se encuentran entre las diez causas de muertes más frecuente.
Económicamente el efecto es devastador, anualmente 11 millones de personas mueren
en el mundo a causa de enfermedades infecciosas por no poder costearse los
medicamentos necesarios.



Pero esto que parece apocalíptico
puede cambiar si generamos nuevas formas de entender la salud, si forjamos
conciencia que debemos ser  protagonistas
de este nuevo modo, que implica un costo mínimo, y que no produce efectos
colaterales. Si la industria farmacológica se nutre de los principios activos
de las plantas, nosotros podemos ir directamente a estas, generando cultivos
propios.



Chile no está lejano en construir esta nueva cultura en
salud, puesto que existen 103 plantas medicinales reconocidas por el MINSAL, quienes
promueven su uso. En su conjunto trabaja El Ministerio de Agricultura en los
servicios del agro que apoyan el cultivo y la producción.



Por ello proponemos la instauración de esta nueva Ley
ordinaria que garantice constitucionalmente la fomentación del autocultivo efectiva
y extensiva a todo nuestro país.
Educando a  la población respecto del uso de las plantas
medicinales y donde adquirir semillas en forma segura, por medio de un centro
de información donde recurrir para este efecto. Además se invertiría en publicidad, elaborando estrategias para
llegar a cada hogar. Por otra parte el MINEDUC abordaría la fitoterapia y el
cultivo a través de talleres y/o unidades a tratar en consejo de curso.
La moción que presentamos 
ayudaría a descongestionar el sist. de salud, desarrollaríamos un
concepto de responsabilidad más amplio, pues en parte seríamos responsables de
nuestro propio bienestar, y además sería un extraordinario alivio para el
bolsillo de los chilenos, entre otros beneficios.