Educar en Pandemia: Brechas de Habilidades

26 Abril 2022

Con tantas personas cambiando de carrera profesional, trabajo o ocupación como resultado de la pandemia del Covid-19, existe una necesidad inevitable de que los trabajadores y empleadores desarrollen nuevas habilidades. ¿Cómo debe reaccionar la educación para acortar la brecha de habilidades?

Los expertos creen que la educación es clave para abordar la emergente brecha de habilidades requeridas hoy en la sociedad. En respuesta a los requisitos esgrimidos por los líderes empresariales y de los estudiantes, los proveedores de la educación deben centrar su formación en:

  • la necesidad rápida y cambiante de nuevas habilidades, incluso para trabajos que hoy no existen o no estaban en el horizonte hace unos años.

  • el paso a una fuerza de trabajo eventual y flexible, y el surgimiento de la economía “gig”.

  • el impacto de la automatización en los trabajadores y cómo estos pueden reenfocarse o volver a capacitarse para sus carreras y trayectorias profesionales.

Los líderes empresariales afirman que buscan principalmente empleados con habilidades claves como el pensamiento crítico, la creatividad y la gestión del tiempo, actualmente ausentes en la fuerza laboral. Otra tendencia es el reconocimiento de que las personas ya no tienen la expectativa de tener un trabajo para toda su vida laboral. Los expertos también están de acuerdo en que el sector de la educación debe liderar el camino para capacitar a las personas para abordar temas relevantes como la sostenibilidad, que está teniendo un impacto cada vez mayor en nuestra vida personal y profesional.

El desafío que enfrentan los proveedores de educación, los empleadores y los trabajadores es enorme, pero también es una gran oportunidad para dar forma a las habilidades de la fuerza laboral en las próximas décadas.

Al evaluar el conjunto de habilidades de una organización o una empresa pensando en los requisitos futuros, los empleadores admiten una serie de vacíos que necesitan ser llenados. Pero también ven esta carencia como una oportunidad de visitar el mercado en busca de competencias claves y estratégicas, como el pensamiento crítico, planificación estratégica de equipos, creatividad, rasgos interpersonales como la empatía y las habilidades digitales básicas.

Por el contrario, es interesante notar que este tipo de habilidades no son las cosas principales que los estudiantes esperan que los empresarios buscan. Al revisar los currículos en busca de nuevos talentos, las habilidades destacan como los más cruciales. Esto es superior a indicadores priorizados por los estudiantes como la experiencia laboral anterior, una declaración personal o carta de presentación potentes y las certificaciones basadas en competencias. Un aspecto emergente que buscan los empresarios es que los candidatos hayan completado cursos de 'microcredenciales', vale decir, certificaciones que evidencian logros, competencias o conocimientos específicos adquiridos por una persona. Normalmente las microcredenciales son digitales y se obtienen tras experiencias de aprendizaje en línea, por ejemplo, a través de MOOCs.

A pesar de que nuevas habilidades contribuyen a impulsar el crecimiento futuro, las empresas sólo permiten un promedio de menos de una hora a la semana para que cada empleado lo use en aprendizaje continuo como parte de sus funciones. Muchos emprendimientos incluso no proporcionan programas de entrenamiento y capacitación.

En medio de la muy discutida "Gran Renuncia", trabajadores que han abandonado, renunciado o dimitido voluntariamente sus puestos de trabajo, uno de cada cinco trabajadores ha cambiado de trayectoria profesional durante la pandemia, agudizando la necesidad que la educación pueda brindar oportunidades para aprender nuevas habilidades.

Los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de haber cambiado de carrera, aunque las diferencias no son mayores. Mientras tanto, algunos grupos étnicos se han visto más afectados que otros, pues en Esados Unidos la comunidad negra tienen más del doble de probabilidades que los blancos de haber cambiado de carrera.

Los expertos elogian el papel de la educación como un apoyo importante a las personas durante cambios de carrera y señalan el aprendizaje en línea como una forma poderosa de mejorar sus habilidades. De las personas que cambiaron de trabajo en los últimos dos años, 4 de cada 5 personas encuestadas tomó un curso en línea, relevando que les ayudó a cambiar su carrera profesional (hombres más que a mujeres). Esto se acentúa aún más (9 de cada 10 encuestados) de origen asiático y la comunidad negra que cambiaron de carrera y aprendieron en línea. La misma proporción se dá en los jóvenes de 25 a 34 años que han cambiado de carrera, quienes revelan que un curso en línea les ayudó, siendo un poco menos para aquellos entre 16 y 24 años dicen lo mismo.

Pero la mejora de las habilidades no se trata solo de nuevas carreras profesionales o laborales: comienza a verse como una necesidad de por vida. Las actitudes de las personas hacia el desarrollo de su carrera profesional están cambiando. Cada vez más, esperan que sus empleadores los ayuden a mejorar sus habilidades para adaptarse a la naturaleza cambiante del mercado laboral y los cambios en su propia carrera. Más de las tres cuartas partes de los encuestados dicen que cuando piensa en elegir un nuevo trabajo o empleador, acceder a instancias de aprendizaje y el desarrollo profesional son aspectos importantes de considerar en su decisión. Casi un tercio uno de cada tres trabajadores afirma que es muy importante que puedan aprender continuamente.

Aparecen con fuerza nuevos temas alternativos o complementarios para los trabajadores, como la gestión financiera y la diversidad. Junto con la creciente tendencia de los empleados a cambiar por completo sus trayectorias profesionales, o emprender el trabajo por cuenta propia, en trabajos secundarios o en la economía informal, el aprendizaje permanente se está volviendo cada vez más crítico para mejorar las habilidades de la fuerza laboral del futuro.

A medida que el mundo intenta superar la pandemia, hay un enfoque renovado en hacer coincidir las habilidades de la fuerza laboral con las tendencias industriales emergentes. La pandemia, junto con los eventos climáticos extremos que acaparan los titulares, ha renovado el enfoque en el cuidado del medio ambiente. Como resultado, muchos trabajadores están interesados en saber más sobre las estrategias de sustentabilidad global a medida que ascienden en la agenda corporativa. La sostenibilidad es un área vibrante para el aprendizaje y muy importante para brindar a las personas conocimientos sobre la descarbonización. Los equipos de aprendizaje deben recordar que se trata de algo más que el conocimiento técnico relacionado con el cero neto y la neutralidad de carbono, si no cómo abordar los aspectos culturales y de comportamiento de la comunidad u organización.

Es un momento emocionante para el mundo de la educación. Las cosas están cambiando rápidamente después de la pandemia, ya que los estudiantes están decididos a mejorar sus habilidades para navegar en un mundo laboral cambiante, las innovaciones digitales cobran impulso y cuestiones como la sostenibilidad y la diversidad se vuelven cada vez más pertinentes.

Un gran número de personas está adoptando el aprendizaje no tradicional para abordar este nuevo mundo, sobre todo los cursos en línea, que se están convirtiendo rápidamente en la principal forma de obtener nuevas habilidades. Esto se aplica ya sea que las personas quieran tener éxito en su función actual, cambiar de carrera o iniciar su propio negocio. Y no están satisfechos con una experiencia educativa única: el aprendizaje permanente llegó para quedarse.


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.