Educar en Pandemia: ¿Cómo queremos aprender?

24 Marzo 2022

La pandemia Covid-19 aceleró el ritmo del cambio en el sector educativo y el aprendizaje como concepto general. Ya podemos identificar que los aprendices requieren de nuevas formas y modalidades de aprendizaje, y que estas sean flexibles a las necesidades específicas y las motivaciones intrínsecas.

Imágen utilizada desde: https://preply.com/

La educación se ha desarrollado en un ritmo acelerado en los últimos años. Mientras hay gente que estudia solo para saciar la sed de conocimiento, hay cada vez mayor intencionalidad en la elección de opciones de aprendizaje.  Así lo describe el informe Futuro del Aprendizaje 2022, liberado por el consorcio de educación en línea de instituciones educativas de Inglaterra, FutureLearn, y que posee aprendices en numerosas regiones del mundo. 

Los estudiantes entienden que ya no hay una carrera o profesión para toda la vida. El cambio de trabajo o labor se torna algo común, y surge una demanda urgente de mano de obra que tenga una mayor dotación y gama de habilidades. Los estudiantes quieren y necesitan mayor formación para seguir ganando calificaciones durante la vida útil de sus carreras.  Para ello, los aprendices recurren al aprendizaje en línea.  En un alto porcentaje, trabajadores que han cambiado de carrera desde el inicio de la pandemia fue motivado por un curso en línea. También están pidiendo a los empleadores oportunidades para aprender.

En medio de estas tendencias, los nuevos modelos de enseñanza y tecnologías le entregan a los estudiantes una mayor flexibilidad sobre cómo, dónde y cuándo eligen cursos completos, desde las tradicionales clases presenciales a enfoques conectados (online) o combinados con lo presencial (híbrido).

Los alumnos reconocen las nuevas habilidades que se alinean a las opciones de desarrollo profesional.  Se observan nuevas preferencias por cursos a distancia o híbridos pues se adaptan de manera flexible la vida de los aprendices. No sorprende la popularidad de aprendizaje en línea, ya sea a través de cursos cortos o híbridos, porque su flexibilidad se adapta a tantas situaciones (por ejemplo, estudio apropiado en torno a una vida laboral ocupada o la paternidad). Señalan que los cursos cortos en línea pueden también sirven para muchos propósitos para el alumno: desde una simple sed de conocimiento hasta necesidades vocacionales.

Se espera que en el futuro, la atención se centrará en modelos que abarcan formas emergentes de aprender, ya sea en un curso abierto y masivo (MOOC) al aprendizaje gratuito en YouTube, creando una educación más inclusiva y que derriba barreras como el costo y la ubicación.

Si bien estas tendencias generan oportunidad tanto para los estudiantes como para educadores, también se vislumbran “brechas digitales” en la sociedad, donde los antecedentes socio-económicos todavía determinan la lucha y éxito para abrazar estas nuevas formas de aprender.

Más allá de algunas diferencias por origen étnico, género y etario, las preferencias de aprendizaje para adquirir nuevas habilidades apuntan a plataformas de aprendizaje en línea.  Incluso la preferencia es mayor que a aprender directamente con una marca o empresa de tecnología como TikTok y YouTube.  

Los estudiantes valoran y prefieren (levemente más las mujeres que los varones) los cursos en línea a otras formas de aprendizaje por la libertad de aprender a un ritmo que se adapte a ellos, la capacidad de aprender desde casa y la flexibilidad general.  También se valora positivamente el realizar un curso junto con otros que provienen de todo el mundo, los llamados “cursos cosmopolitas”, que reunen a estudiantes de diferentes orígenes, culturas y lugares.

Sobre aquellos aspectos negativos de aprender a través de cursos en línea, muchos afirman que no hay desventajas para tomar un curso en línea.  Otros afirman perder la motivación rápidamente y extrañar el entorno físico del aula, aunque los estudiantes generalmente tienen gustos y aversiones similares para todos los entornos educativos.  Los aprendices reconocen que los consejeros o tutores y su asesoramiento y apoyo, y el uso de un chat en línea y los foros para compartir experiencias ayudan a reforzar la motivación y el apoyo a los estudiantes en línea durante un curso, dando cuenta que algunos proveedores y plataformas aún pueden realizar mejoras en sus entornos de aprendizaje en línea.

Las personas tienen diferentes preferencias cuando se trata de cómo les gusta aprender, pero una mayoría (mujeres levemente más) quiere hacerlo de una manera que se ajuste en su propio horario.  Un enfoque único para todos de cómo aprender no encaja con las aspiraciones de hoy.  Reflejando la naturaleza cambiante del trabajo, predomina la idea de aprender cuándo y cómo se quiera, y en diferentes espacios.

A pesar de que hay mayor diversidad en la preferencia de cómo aprender, ya sea si se prefiere aprendizaje en persona, un enfoque que mejor se adapte al horario personal, cursos a distancia u online, cortos o largos, o híbridos, está claro que la flexibilidad y personalización son, y seguirán siendo, enormemente importante para los aprendices.

Los expertos creen que el aprendizaje “híbrido” - a veces denominado 'activo aprendizaje' o 'aprendizaje combinado' - es un enfoque futuro clave.  Combina los mejores aspectos de lo presencial, incluido el apoyo al alumno y la creación de redes informales, con la flexibilidad del aprendizaje en línea, al igual que la tendencia reciente de lo híbrido en el trabajo.  Hay muchos ejemplos de proveedores que incorporan la entrega en línea en programas presencialmente tradicionales, que integran con laboratorios virtuales o la “ludificación” (gamification, en inglés, aprender en contextos de juego).  Esto puede desencadenar la necesidad de reevaluar habilidades docentes existentes entre los educadores para que estén en condiciones de enfrentar estos nuevos enfoques.

También es interesante notar que mucha gente quiere tarifas flexibles.  Por ejemplo, tener una prueba gratuita de un curso antes de matricularse o pagar por módulo o unidad avanzada, y que el empleador también participe cubriendo costos del aprendizaje.

El factor que más impulsa al aprendizaje es la pasión por una temática como la principal motivación para elegir tomar un curso.  La segunda motivación más fuerte es aprender algo para conseguir un trabajo bien remunerado, un ascenso o un aumento de sueldo.  El altruismo también es un factor, pues se busca aprender para a hacer una diferencia en el mundo y beneficiar la comunidad local como motivación.

También se vislumbran nuevas motivaciones en torno a qué aprender. Los expertos en educación están intrigados por el hecho de que los estudiantes declaran la salud mental y sexual como los temas que más les gustaría aprender en línea.  Los expertos creen que esto se explica por el mayor enfoque y relevancia de la salud mental por causa de la pandemia.  Pero, también apuntan a una mayor conciencia sobre la salud mental en instituciones educativas y ambientes de trabajo, dejando de ser un tema velado o inombrable o exclusivamente privado.  Los temas sensibles pueden ser abordados de buena manera medainte una modalidad en línea.


Accesos panel

Buscador de Leyes - BCN Ley Chile


Objetivos de desarrollo sostenible

Constitución Política de Chile

Texto actualizado y completo de la Constitución Política de Chile de 1980.

Ley Fácil

Transformación digital del Estado

Informa acerca de la ley que establece la tramitación electrónica de los actos administrativos del Estado.